Trompita

A ella la llamamos Trompita, carita de dolor, miedo, tristeza, minada de pulgas y una mano con los huesos rotos y perforados, deambulaba por el barrio Peruzotti.
La llevamos a la veterinaria, le sacamos sangre para hacerle análisis, su peso apenas pasaba los 10 Kgrs.
Estuvo con antibióticos y curaciones para la mano y de a poco va recuperándose.

 

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

No se admiten más comentarios