Jacinto

Jacinto hermoso, es un santo, va mejorando… El es otro caso más de indiferencia que pagan los más fieles, a cuantos se habrá acercado para pedir ayuda cuando recién comenzaba la bichera que hizo estragos… perdió un ojo y el tabique nasal. Deshidratado por no poder beber ni comer. Cuanta maldad!!! Estuvo internado unos cuantos días en Sigma y ahora cuando vuelve a inyectarse vincristina para los tumores saluda a todos sus vetes moviendo la cola.

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

No se admiten más comentarios