El gordo

Esta hermosura fue atendida en Zoonosis Pilar, estaba tirado al costado de la colectora frente al Barrio Agustoni. Los tendones estaban cortados, por eso se le amputó su patita. Eso no le impide llevar una vida completamente normal. Disfruta como todos los paseos y sabe caminar con correa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

No se admiten más comentarios